22.4.09

LOS CONVERSOS

Ya quería escribir desde hace tiempo de los conversos. Nada peor que un converso, nada peor que alguien que cae de un caballo y ve de repente la realidad parcial de un gran descubrimiento, porque para el converso la verdad (esa palabra-pánico) es desde ese momento la-Cosa, gira alrededor de la-Cosa, habla constantemente de la-Cosa y pretende hacernos ver a todos la maravilla de la-Cosa. Por supuesto, uno se arma de paciencia porque, quién no se ha sentido recién convertido. Cuántas veces hemos actuado como nuevosricos con la cosa recién descubierta: la India (todos los que han ido vuelven idiotizados con la idea de un vishnú tan reciente, tan de todoacien, tan de escayola, que hasta la idea tiene rebabas); dejar de fumar (la mayoría de los que dejan de fumar creen que los que siguen fumando empiezan a morirse justo en ese momento); la literatura (los conversos pretenden ser poetas al instante y son profesionales antes de tener una tierna intuición y miden en número sus volúmenes de biblioteca y cuentan los libros que se leen por segundo y diseccionan su obra con la precisión de un filólogo); los electrodomésticos (aquel que nunca tuvo microondas siempre penará por los círculos más drásticos del infierno contemporáneo por no haberse descubierto a tiempo la descongelación o el vaso de leche acelerado), el arte (quizá el más cruel con los conversos es el arte plástico: son sagradas la videoinstalación y la performance, aunque es necesario saber que si dices “esta miga de pan en el mantel es muy conceptual” no es discutible y siempre llevarás razón, todo el mundo pensará que estás preparado y más aún si lo dices subiéndote tus nuevas gafas de pasta o atusándote las patillas de cantante británico popero); las maravillas del diseño gráfico (quién no sabe cuando se introduce en el mundo del diseño que todo es packaging, que todo es eslógan, que el mundo es ahora cyan y que una imagen es una identidad); la modernidad (sabiendo lo que les costó a los franceses describirla cuando la tuvieron delante, casi mejor pongo unos socorridos ...); la pastilla de la lavadora con cirulillos activos y esencia de jojoba (jamás otra marca por muy barata que sea igualará la potencia que tienes delante, gel por un lado y detergente por otro tiene que ser eficaz, tiene que ser trascendente, tiene que ser moderno, tiene que ser conceptual, tiene que ser arte, tiene que ser la India); la religión (San Pablo el verdadero traidor de la idea); el amplio mundo del suavizante de pelo (antes existía solo y un único champú, pero cuánto mejoró la sociedad con sus sus dulces y revitalizantes activos, sus disulfuros de selenio con ritmo de filósofo del tiempo de Parménides)
Y lo peor, lo peor con diferencia es la pérdida del humor, la aniquilación de la ironía, la seriedad con la que uno se toma la vida desde entonces. En el proceso de aprender existe, caliente y ralentizado, un proceso de desaprendizaje posterior. Si uno no desaprende, difícilmente podrá comprender desde la distancia el crisol de las cosas abiertas. Un converso es un detenido en el instante del descubrimiento, un pausado, un presente constantemente rebobinado, un diógenes de una sola cosa, un obsesivo encallado, un peregrino fiel de la unidad, un estresado unívoco, un sectario hambriento de razones que darse a sí mismo. A mi juicio, el converso hace del hecho de ver una ceguera completa. Quizá este texto es un buen ejemplo que ilustra la idea. ¿Será esto verdad? Mi verdad es, intuyo, pasto de pasado mañana, famélica de un día, volátil como el segundo, degenerada como yo.

30 comentarios:

VERA dijo...

¿Conversos por devoción o por obligación?
Igual de peligrosos son los cristianos viejos.
¿Cómo puedo conseguir tus libros? En Sevilla no los encuentro.
Saludos.

Jenny jirones dijo...

ole!

Pepe Ramos dijo...

Bibliografía digital ilustrativa propuesta:
http://www.mithermomix.com/
http://www.pornolab.org/
http://www.reiki.es/
http://www.apple.com/es/

el lector dijo...

Para no caerse del caballo, con el consiguiente hostión -nótese el doble sentido-, lo mejor es no subirse a él. ;D

Cangrejo Pistolero dijo...

Nena, hay que ver la que te ha dado con la India, con la de cosas chulas que tiene. ¿Has ido alguna vez? Quizás hablas demasiado sin saber de lo que hablas, no?
Un besazo perfopoético desde un hospital de Sevilla.

María Eloy-García dijo...

Querido cangrejo: te diré que mi crítica no quiere herir a un país que desconozco (como bien indicas) y que debe ser inmenso en todos los sentidos, mi crítica incide más bien en la asunción, levitación y misticismo de todos los que allí van empuñando la bandera de lo civilizado, a perdonarles la vida y a buscar su interior más de moda. Somos nosotros los que hacemos lo terrible. ¿Ves como ilustras mi crítica? Has perdido el sentido del humor.

Humor encontrado dijo...

Nunca hubo hija tan poco post-pródiga y sin embargo tan esperada.

DESDELDESVAN dijo...

Gracias, Pandora, por vuestro libro y por tus versos.
Mariano Ibeas

Anónimo dijo...

María, cada vez que te leo quiero congelar el instante. Quienes conocemos tu lenguaje, irónico, nos quedamos en la fascinación de tus mensajes.
Un besazo.
Tíscar

Anónimo dijo...

Mas diría yo visionaria que degenerada.

C.

Anónimo dijo...

Mas diría yo visionaria que degenerada.

C.

Cangrejo Pistolero dijo...

Querida María Eloy, estoy completamente de acuerdo contigo. Yo vi a muchos así cuando estuve. Y también he comprobado la metamorfosis de otros que se han creído indios al regresar de allí.
A mi me gusta mucho India, pero también me encanta Europa, Asia y Dos Hermanas, Norte América menos.
Bueno guapa, que era sólo eso, ni mucho menor pierdo mi sentido del humor. ¡Qué haría yo sin él!
Besos con la pata en alto.

lakshmi dijo...

María, capulla, quiero un hijo tuya!!!

lakshmi dijo...

Maríua, te adoro.

Milagritos Takamori dijo...

Qué razón tienes. Te acabo de recomendar como lectura sobre el tema. Saludos

La cónica dijo...

llego a la conversión recomendada, de parte de milagritos...en esta santa atmósfera y rodeada de un aura de anonimato, he de confesar que estoy cayendo, oh maría, en la conversión. de un par de años acá ahondo en el misterio de la defensa de los servicios públicos como una iluminada. como si fueran a desaparecer todos de repente. como si hubiera visto la luz. y va a peor. empecé a secundar huelgas, a aparecer (lo que nunca!) en manifestaciones, a cabrearme con la santísima privatización de todo. me afilié a un sindicato hace unos meses, secundo paros seguidos por una minoría... y noto que va a más, últimamente. busco una (ab)solución!

Anónimo dijo...

Inteligencia desbordante, poética, humorística, reflexiva. Aplausos.

Gato Nocturno dijo...

¡Qué grande eres!jajajaja Me meo cada vez que haces comentarios sobre la India, a mí también me tocan la polla las culo-intactos que cuando no les da por la India les da por Marruecos, en fin... Leyendo tu artículo me doy amarga cuenta de la muchísima vanidad y ganas de atrapar el viento que hay en el mundo, y sobre todo en el mundo del arte, de la cultura... Me irrita tantísima impostura puesto que yo soy uno de esos hambrientos de razones que darse a sí mismos, pero por donde miro sólo encuentro, como tú dices, gafas de pasta, patillas y escayola.
Salud y Libertinaje
PD: ¡Pronto te voy a mandar una cosita que te va a encantar!

Anónimo dijo...

"la risa ella sola ha cavado más túneles que todas las lágrimas de la tierra" dice Horacio Olivera, y yo estoy con él; y contigo. ¿Pero no te parece un poco asfixiante que todo deba ser pasado por el filtro del humor? ¿No es un coñazo tener que lidiar siempre con los dobles sentidos? ¿No afecta eso también a la comunicación entre seres humanos?
Un saludo,
Oche

a p n e i c a dijo...

el texto lo leo justo en el momento de descubrir yo también que mis propias ideas eran cegueras envasadas de todas las demás.

he desaprendido la conversión de ghetto, al fin.

Farrah dijo...

"y miden en número sus volúmenes de biblioteca y cuentan los libros que se leen por segundo y diseccionan su obra con la precisión de un filólogo".

Qué gracia. Como si los filólogos hicieran esas cosas!

HLO dijo...

A los conversos hay que llamrlos "renegados" porque para convertirse a algo tuvieron que renegar de algo, abandonarlo, olvidarlo como un trspo viejo. Los renegados, la misma palabra lo dice, son los que se niegan dos veces.

Acabo de aterrizar en tu blog. Enhorabuena.
Herminia.

F.J.Sánchez Collantes dijo...

Hola, María. A mí a priori tampoco me atrae la India. No he ido pero de ir me convertiría poco. Me convierte más Italia, por lo artístico-latino. En realidad me convierte cualquier sitio a donde viajo, la conversión me dura un día o así, tras el viaje. Suerte y hasta la próxima cerveza.

Héctor dijo...

y lo peor es que se reproducen como ladillas, jejeje
Muy bueno el post.

Un saludo,

Héctor gomis
http://uncuentoalasemana.blogspot.com

Emilio dijo...

Todo lo que me he perdido hasta entrar en tu blog a partir de rastrear en el de Pura (Sintagma in blue). Te escuché recitar una vez y ya me pareciste diferente y lo que leíste, muy interesante. Al cabo del tiempo, confirmar la inteligencia y la diferencia suele ser dificil. Pero en tu caso permanecen y aumentan. Fantástica entrada. Saludos.

Emilio Porta/
emilioporta.blogspot.com

Ignacio dijo...

Hola, guapa. Soy Ignacio, el de la mesa cultural de esta mañana.

Como imaginaba tienes blog (todos los que reniegan de los blogs y los dan por muertos tienen uno: yo también, en respiración asistida)

Me ha gustado que hables (así) de los que vuelven de la India. Yo he vuelto (maravillado pero no enganchado, fan para siempre y con ganas de volver pero más occidental si cabe que me fui) y he publicado un cuaderno de viaje (mi timidez natural me ha impredido dejarlo caer esta mañana entre Gigantes de las Letras) donde me meto un poquito, con cariño en el fondo, con esos conversos.

Te tendré un ejemplar preparado para la próxima mesa.

(Espero que este blog sea de los que avisan de comentarios rezagados)

Ignacio dijo...

(Qué de paréntesis, por cierto)

Betsy dijo...

Pues yo en la India sólo vi: un montón de pedruscos muy bonitos ( q x cierto son musulmanes), artesanía y telas preciosas, una minoría musulmana conflictiva ( a la q acusan del problema de las violaciones en el país) y una mayoría hindú q sigue teniendo mentalidad de lacayos británicos.
Es solo mi opinión, quizá es q nunca me han abierto el tercer ojo pero para eso prefiero Cuba q los cubanos tienen mas gracia.
Magnífica María, fiel a ti misma

Betsy dijo...

Pues yo en la India sólo vi: un montón de pedruscos muy bonitos ( q x cierto son musulmanes), artesanía y telas preciosas, una minoría musulmana conflictiva ( a la q acusan del problema de las violaciones en el país) y una mayoría hindú q sigue teniendo mentalidad de lacayos británicos.
Es solo mi opinión, quizá es q nunca me han abierto el tercer ojo pero para eso prefiero Cuba q los cubanos tienen mas gracia.
Magnífica María, fiel a ti misma

manuela lebrusan campone dijo...

(aplausos) exacerbada brillante crítica a la pedantería y la arrogancia imperantes en nuestra sociedad del postureo. narcisistas fanáticos iluminados...os faltan unos cuantos hervores.