4.8.08

DECÁLOGO PARA INFORMATIVOS DE VERANO

1.Comparar el calor reinante con otros años, preguntar a los viejos del lugar. Importante que el viejo no recuerde un calor tan asfixiante como éste.
2.Imágenes que sustenten lo dicho: fuentes, perros con la lengua fuera, termómetros que marquen cincuenta a ser posible, señoras gordas bebiendo agua de botella.
3.Si es posible meter una cuña con el efecto invernadero y los grados que ha subido el planeta, se hará.
4.Operación salida – operación retorno.
5.Ya no son interesantes los perros asesinos, ahora es importante cuántos niños mueren en piscinas y cuántos se abandonan en el coche, ahora no mueren mujeres a manos de sus maridos. Los violadores están de vacaciones.
6.Entrevistas a familias y sus vacaciones, sus desplazamientos, sus preferencias.
7.Entrevistas a esas mismas familias a mediados de agosto acerca de cuánto les cuesta la vuelta al colegio de sus hijos.
8.Síndrome postvacacional de trabajadores que porfían en su desdicha psicológica.
9.Si podemos añadir cuestiones de vital importancia como plaga de medusas o riada en camping, será crucial insertarlas cuanto antes.
10.Varios: se contemplan desdichas internacionales, rencillas políticas con o sin corbata, conciertos de verano o etarras al redil.

12 comentarios:

F.J.Sánchez Collantes dijo...

Perro asesino y violador muere asfixiado de calor. La temperatura del planeta ha subido varios grados debido a la gran cantidad de encuentros físicos estivales. No se recuerda un verano tan efusivo en ese aspecto. Debido a este fenómeno la gente está con la lengua fuera. El sindrome postvacacional tiende a desaparecer porque el trabajo (y la vuelta al trabajo) tiende a desaparecer. En vez de plaga de medusas hay plaga de gente que escribe (y que hace blogs). Conciertos de verano: Extremoduro vuelve a la carretera. Aún hay esperanza para este planeta.

Sólo digo una cosa dijo...

María, no te inquietes: “Almayate ya tiene Niño Jesús para su belén viviente de Navidad” (Diario Sur, 06-08-2008) Mira. Respiramos tranquilos, PERO...

- ¿Es casual que Tania María se llame así y trabaje en una tienda de cortinas?
- ¿Por qué dejó el sacerdocio Francisco Alba? ¿Dudaba ya en el momento en que impartió el cursillo prematrimonial a esta pareja?
- ¿De qué murieron las anteriores burras?
- ¿Podemos saber algo más del párroco que lo dejó todo y ahora tiene mujer y dos hijos que se disfrazan de hebreos?
- ¿Venden ya borrachuelos y polvorones en las confiterías de Almayate?

---

Espetos o arroz en el Ayo YA!!!

a p n e i c a dijo...

"los violadores están de vacaciones"
:)
como me gusta que digas las cosas, María. alguien tiene que decirlas y a tú lo haces bien.

UN POQUITO HARTA dijo...

Hay personas que ya han "aprendido" lo que papá estado enseña y dicen que sobrellevan el calor bebiendo mucho líquido.
Dentro de la información verano del papá (y mamá, perdón)estado también están, como novedad, las alertas naranja, amarilla, ... ¿algún otro color?

mario picazo dijo...

A la señorita que dice estar un poquito harta:

Sí, hay más colores. El rojo. Es para cuando viejos, niños y gorriones desfallecen ante la indiferencia de los viandantes.

¿Qué le parece?

Jenny jirones dijo...

Y, al menos en mi tierra, es obligatorio hablar del helado de fabada, el de cabrales y el de marañuela. (Da igual que algunos lleven diez años ya en todo cucurucho de turista).
Y es tan verídico como que servidora también informó sobre esta gastronomía congelada nuestra.

*Por cierto, María, si se inventa uno de bígaros, yo misma te lo envío por correo gélido.
Un besín.

luna dijo...

Feliz verano Maria.
Nosotros nos vamos a Menorca,en plan guay. Hihi.



Un abrazo.

ya estoy aquí... dijo...

...

nooooooooooooo dijo...

...

Óscar Santos Payán dijo...

Me encanta tu blog y tus sublimes textos. Son un gustazo. Abrazo del locutor nocturno

Gaviero dijo...

y septiembre, qué me dices de septiembre...

Paula dijo...

11. Madres e hijos comprando el material escolar, y un anuncio que a principios de agosto, le cante a la vuelta al cole.



La casualidad, encendió la televisión. La deficiencia de la televisión me llevo al único programa que fue capaz de acallar a la voz criticona de mí cabeza. Y ahí estabas. Gracias por haberte materializado, a todas las escalas. Y ante todo, gracias por expresarte.