16.4.08

SOBRE LO SEXY

¿Por qué me parece sexy el gesto del camarero con brazo diestro moviendo y descargando el cargador de la máquina de café industrial? Son golpes secos, decididos. Lo tengo bien visto, son tres movimientos: uno hacia la derecha, otro hacia abajo y el último, ah maravilla, contra el cajón del café descartado. Tres toquecitos sordos con movimiento de cintura para vaciar el cargador y es mucho mejor que un poema certero. La coreografía de haberlo hecho tantas veces, la delicadeza del acto justo con el esfuerzo medido, es tan bello y tan rápido.

¿Por qué me parece sexy el carnicero con dos cuchillos? Podría pasar horas y horas observando al carnicero afilar, incidir en tres pasos con el cuchillo pequeño, tomar el grande y desde arriba (muy arriba) descargar el golpe guillotinesco hasta filetear la pieza y luego con una mano delicadísima colocar lo cortado sobre un papel. Danza, es danza contemporánea, es ritual ancestral y es ternura de ternera.

¿Por qué me parece sexy un coche negro adelantando? ¿Por qué me parece sexy un nazareno andando decididamente por el centro de la procesión? Estas dos formas se parecen sorprendentemente. Ya no es la habilidad lo sexy, aquí es la inquietud de lo desconocido: ¿quién está dentro? Es también la forma aerodinámica y el secreto.

Pero lo extraño es realmente que me pongan las cosas inanimadas: la cadencia de unas llaves sobre una cintura y su sonido al andar, por ejemplo, sin que importe aquél que las lleva.
La luz triunfal del sol sobre el casco de un motorista.
El anillo en el dedo de un conferenciante cuya tesis versa sobre los signos.
Yo que sé.
Si me pongo, me pongo. Y me estoy poniendo.

7 comentarios:

Ansón dijo...

Coño. Es usted buena. Debería dedicarse a esto de escribir. ¿Quiere una, abro comillas, recomendación, cierro comillas?

Sólo digo una cosa dijo...

No vamos a protagonizar una revisión de médico de familia, bosch-aragón, pero su camarero y su nazareno me ponen a mil por hora.

jovenvir tu-osa dijo...

¿que se la chuparía a un coche negro?





¿negro?



es usted una salida

Anónimo dijo...

ñam

Sirena dijo...

A mí me dan escalofríos cuando, al sonido de la ambulancia, los conductores se apartan para dejar vía libre. La solidaridad colectiva la celebro yo con los pelos de punta.

buscema63 dijo...

Diga usted que sí... Y si el conferenciante en vez de anillo lleva, un poné, un guante de acero de grocery, ya nos ponemos a eso. (¿Y una pantera rosa aplastada en la acera con la huella de unos Camper del 36? ¿Y eso?).
Québienscribeusté.com

Anónimo dijo...

me gusta