2.11.06

CANTO IKEANO I

a los que nunca fuimos inteligentes ni guapos ni valientes
las mayúsculas nos dieron siempre mucho miedo
las categorías infinitas las lagunas artificiales
las iniciales de los muertos en los periódicos
los que se fueron a la india a resolver su dentro
los que plantaron una oenegé y fundaron un árbol
los que inventaron el día internacional
los que dignificaron la poesía no nos dieron tanto miedo
como los que hundieron la dignidad de lo trivial
pero al fin entendimos una cosa que satisface
nuestro yo más profundo
sin grandes viajes de afuera
vimos las cosas pequeñas de dentro
y nos sentamos a pensar en el sillón de nuestra casa
el agua quieta en su contador
la alta fidelidad de la minicadena
y el karma fue sencillo en zapatillas en vaso de café
estaba justo encima de la mesa de camilla
es una verdad de ikea barata y diseñada
para construirla uno mismo
apúntense a un yoga distinto inconformistas del alma
hay una verdad repartida
que se llama como todas las cosas

3 comentarios:

Julio Santiago dijo...

Queridísima María:

Océanos de gracias por dignificar tanto la cotidianidad que nos contiene y contenemos. Tu filtro personal transforma la chatarra de lo evidente en preciadas obras de arte sentido. Tú eres la auténtica Poeta del Reciclaje.

Te necesito y quiero.

Yo, mí, mio. dijo...

Nunca fuiste inteligente, ni guapa, ni valiente?
No te creo.

Anónimo dijo...

Transgeneración 1.0???
:P

Joyce aconsejó:

“Nunca escribas sobre un tema insólito, haz insólito lo corriente”

T. sin N.