28.5.08

INSTRUCCIONES PARA SALIR UNO DE SU CASA

Cuando estaba en preescolar me decían siempre que sería peor el colegio, en el colegio que sin duda sería peor el instituto, en el instituto lo peor era llegar a la universidad, en la universidad me dijeron que eso no era nada, que lo importante era la inserción laboral; después de la inserción laboral que peor es la vida, después de la vida está muy claro. Se han pasado la vida recomendándome el miedo. Aniquilar a todo aquél que nos trae la mala noticia de su experiencia para ser más digno, fusilar a todos aquéllos que decían por aquellos entonces: “anda qué va esa no era la cartulina que había que traer a clase”. De casa uno tiene siempre que salir llorado.


Conocerme. ¿Re-conocerme? Intentar verme. ¿Verme? Analizar de mí lo que se ve. No-verme para reconocerme. Basta. No es más interesante siempre quien piensa en público lo que cada uno piensa tranquilamente en privado. Interesan las soluciones y su esquema. De la casa uno siempre tiene que salir pensado. Y lavado.

15 comentarios:

Esther dijo...

Y con la muda limpia, y los calcetines sin agujeros.

Domadora de Elefantes dijo...

Creo que todos hemos compartido esa sensación de que para los ojos de los demás lo peor siempre está por venir.

buscema63 dijo...

Tarda, pero siempre afina. Se recibe con gusto. Perfecta la idea: "se han pasado la vida recomendándome el miedo". Y uno que siempre piensa -será por hemisferios utilizables- que lo mejro está por llegar...

antonio dijo...

¿De dónde vendrá esa propensión al miedo, transmitida por generaciones? La cartulina equivocada,sí, a todos nos pasó, el amor equivocado, la cerveza mal escogida, un libro que no nos gusta peroquetodoelmundoalaba...

Gracias por dar ánimos en tiempos de dudas.

Saludos desde Barcelona.

Antonio.

Jenny jirones dijo...

Un placer pasarme por este vecindario. Será como darme una vueltecilla por los rincones bonitos de Málaga que conocí este fin de semana.
Un besín con oricios,
s

Sólo digo una cosa dijo...

Me dejas en un mar de dudas:

Aniquilar a quién? A San Andreas o a San Andrés?


Conocerme. ¿Re-conocerme? Intentar verme. ¿Verme? Analizar de mí lo que se ve. No-verme para reconocerme.


¿Qué es esto? ¿También rapeas? ¿Qué es lo próximo?, ¿ponernos las tetas y un tatuaje tribal al final de la espalda?

Aún así, besos-dos!!!

Telma Ortiz dijo...

Por favor, censura YA.

Peñafiel dijo...

Zorrita...

Julio Santiago dijo...

La herencia del miedo... ¿Dónde está esa "España camisa blanca de mi esperanza"? Que cantaba Cecilia. Yo nunca hice caso de las recomendaciones de los adultos para una vida peor..., me lo enseñaron las monjitas del colegio -el no hacer caso-.

Gachas dijo...

Querida, tol mundo ha querido siempre mojar pan en la vida ajena, y aportar su poquito de mal rollo cual ramillete de perejil. A no hacer caso.

Ál dijo...

Siempre ha sido una buena excusa culpar a los de mas de nuestro no hacer. Y envenenados con ese no hacer intentamos que el prójimo tome nuestro mismo callejón sin salida.

Quiso volar igual que las gaviotas,
libre en el aire, por el aire libre
..........................
Acaba aquí la historia de un idiota,
que por el aire, como el aire libre,
quiso volar igual que las gaviotas,
pero eso es imposible...

Pasandoporaqui dijo...

Fantástico post! Tengo que decirlo.
Cuántas verdades dices siempre.

a p n e i c a dijo...

eres una grande, joder.

el lector dijo...

...pues..., pensado, no sé. q cada uno se piense o se despiense como quiera. ¡pero lavado o lavada, seguro!

más que nada por si tienes que ir al médico, jajaja

Pdta.: es "las afinidades electivas" o "las afinidades selectivas"?

es broma

Versosoy dijo...

lavados, cagados y merendados, pero a mi los pensamientos casi siempre me alcanzan por el camino.

Yo fui aquella niña que lloró mares por traer la cartulina equivocada y casi muere de risa al mismo tiempo porque si todo el mundo trae la cartulina adecuada vaya aburrimiento. Nunca soporté a los obedientes. muerte al miedo. hondo lugar. volveré. un abrazo.